La Xunta modifica la normativa de los Puntos de Encuentro

COMUNICADO URGENTE:LA XUNTA DE GALICIA CONVIERTE LOS PUNTOS DE ENCUENTRO EN CENTROS DE ADOCTRINAMIENTO PARA LAS MUJERES E INFANCIA

6 de agosto de 2014 a la(s) 14:06

La Asociación Ve-la luz advierte a las usuarias que la Xunta tras la modificación de la Normativa del 2009 para los puntos de encuentro realizada el 2 de Agosto del 2014 , la cual será aplicada desde Noviembre. Convertirán a los puntos de encuentro en escuelas de adoctrinamiento con la única pretensión de fomentar/silenciar la violencia hacia mujeres y menores en forma de decreto bajo el slogan “Hay salida”.

Para Ve-la luz esta reforma implica un duro golpe para las mujeres y menores víctimas de violencia de género en Galicia puesto que invisibilidad los daños producidos por el maltrato, perpetua la convivencia con el verdugo y fomenta la reproducción de patrones en los/as hijos/as de las mujeres , sometiendo a las víctimas a nuevas formas de maltrato pero mediante las instituciones . Queremos destacar que a nivel legislativo existe una manipulación ideológica importante que resumimos en los siguientes puntos :

El concepto de violencia de género se atenúa siendo sustituida con gran notoriedad por la palabra “Conflicto”. El modelo de salvedad de este conflicto que suma seis mujeres asesinadas en los primeros 7 meses del 2014 son la “Reconciliación” “Normalización” “Reiniciar la relación” como así muestra la redacción del decreto.

Los puntos de encuentro deben de ser NEUTRALES pero con la nueva modificación abrimos la puerta a cualquier grupo ideológico o escuelas de adoctrinamiento.

Se excluye la paralización de las visitas por daño psicológico a los menores.

En nombre del la “CONFLICTIVIDAD” donde eludimos el temor de mujeres y menores subimos al carro de este negocio indecente al resto de la familia, cuando así lo requieran los técnicos por encima de las resoluciones judiciales.

Las visitas tuteladas o en las instalaciones por falta de vivienda tendrán un TIEMPO LIMITADO de dos horas.

Supervisión perpetua del GOF y Conselleria para proponer nuevas técnicas donde se incluye la mediación sin excluir la violencia de género con el objetivo de normalizar la situación.

Aparece la figura de INFORMES CONFIDENCIALES a los que sus progenitores/as ni letrados/as ni familiares del menor podrán acceder.

Se amplía el cierre de 2 días anuales a 17 que serán repartido de la siguiente manera : 24 y 31 de Diciembre y 15 días en el verano.

En materia de requisitos materiales para realizar los servicios desaparecen sufren recortes : (Espacios de recepción y guarda de maletas, sillas, mantenimiento de temperatura..) y eluden la mención del art.7.1.1 del Decreto del 143/2007 entre otros.

Para Ve-la luz el mensaje de estas políticas misóginas es claro ¡¡Cállate y aguanta ya que cualquier tiempo pasado te parecerá mejor!!El resumen de este decreto se condensa en 7 mandaellos: Desproteger, Invisibilidad, someter, normalizar, reconducir, reproducir y ampliar el circulo de la violencia en el nombre del bienestar de cualquier maltratador por encima de sus víctimas, fomentando un negocio basado en la tortura asesinato de mujeres y menores.

Estas graves modificaciones lejos de empoderar a las victimas fomentara una distribución desigual de poder, donde el maltratador mediante sus hijos/ås, liderado por unas instituciones fundamentadas en un sistema patriarcal carente de imparcialidad e injusto, obligaran a que las victimas no vean una salida en la denuncia.

Ve-la luz solicita a todos los colectivos la visibilización inminente de esta temática en cualquier foro así como un posicionamiento contundente en el marco de Violencia de género en cada una de sus representaciones mostrando su repulsa a una situación que suma más de 48 víctimas de la violencia de género asesinadas en las que incluimos: Un bebe de 9 meses una niña de 9 años, una abuela y la pareja de una mujer que creyó que podía tener una vida.

Recordando que Galicia está en el tercer puesto con mayor numero de asesinadas, con un índice alto de sobreseimientos y un muy bajo nivel de sentencias condenatorias lo que nos induce a pensar que el 90% de las usuarias son víctimas de violencia de género en estos centros por lo que tomaremos las medidas necesarias para protegerlas.